¿Es normal sentir miedo?

» – ¿Sabes por que te atacaron Bruce? Te tienen miedo.
– ¿Me tienen miedo?
– Todas las criaturas sienten miedo.
– ¿Hasta las que asustan?
– Sobre todo las que asustan.»

Batman Begins (2005) Cristopher Nolan

¿Alguna vez has estado tu cama intentando dormir, mientras tu mente te llena con pensamientos de preocupación? Observas la hora y comienzas a calcular cuánto tiempo te queda para descansar, si es que acaso pudieras dormirte en ese instante.

Pasan 20, 30 minutos y vuelves a mirar hacia el reloj para saber cuánto falta antes de que suene tu alarma. A mi me ha pasado cientos de veces, y he llegado a la conclusión de que estas preocupaciones son una derivación del miedo.

El miedo es un sentimiento completamente natural. Al sentirse en peligro, cualquier persona o animal generalmente responde tratando de pasar inadvertido, huyendo de la situación o atacándola. Para nuestros antepasados, fue siempre de mucha utilidad para lograr sobrevivir.

Ya no estamos en la era de las cavernas, no hay depredadores de los que huir por ejemplo, pero de igual manera el miedo sigue siendo útil para poder garantizar nuestra seguridad e integridad física frente a cualquier peligro.

El planeta entero está viviendo en miedo

Estamos viviendo un momento que marcará la historia de la humanidad. El planeta entero está atrapado dentro de un miedo generalizado por lo que está pasando ahora y por todas las consecuencias que vendrán cuando logremos superar este virus que se ha llevado miles de vidas.

¿Es normal temerle al fracaso, a la muerte, a contagiarnos del coronavirus, a casarse, a terminar solos? Si, es completamente normal. Pero ¿no sería mucho más simple y feliz nuestra vida si nos libramos del peso de algunos miedos y preocupaciones?

El minimalismo puede ser aplicado incluso a sentimientos y pensamientos, haciéndonos libres de aquellos que creemos que no nos aportan nada para convertirnos en mejor persona.

Foto de Daria Shevtsova en Pexels

Disfruta la vida día a día, momento a momento. Cada instante en el que aún respiras y sigues vivx, es un verdadero milagro, un obsequio. ¿Por qué desperdiciar este obsequio?

¿Estás en una relación con una persona que te gusta mucho? Disfruta como un locx enamoradx de esa relación. Trata de ser feliz en cada momento que pases junto a esa persona y deja de pensar en que podría terminar pronto, que puede serte infiel o que no la mereces.

Alégrate por cada día que estés en tu trabajo, ese empleo o emprendimiento que te permite pagar las facturas, tener un techo y comida, incluso disfruta mientras te trasladas a ese lugar.

No podrías ni imaginar la cantidad de personas que desearían estar en tu lugar. Piensa en las millones de personas que hoy perdieron su puesto de trabajo por el Covid-19 y darían cualquier cosa por tener un empleo, aunque lo detesten.

Disminuye las expectativas y aumenta tu alegría

No estoy diciendo que tus relaciones y tus empleos serán para siempre. Mucho menos que no debes ser precavidx y dejar de cuidar e interesarte en lo que tienes para tratar de preservarlo. Sólo te aconsejo que vivas más en el presente y reduzcas el tiempo que usas pensando en cómo van a resultar las cosas en tu futuro. Disminuye las expectativas y te aseguro que tendrás mucha más paz y alegría.

Los cambios, nunca dejarán de existir, de hecho es lo más seguro que tendrás siempre en tu vida, cambios. Cuando logres entender perfectamente, que la única constante en el mundo son los cambios, aprenderás a recibirlos con menos ansiedad y tristeza y eso te dará el enfoque necesario para afrontarlos de la mejor forma posible y de encontrar un camino que te lleve a un lugar, incluso mejor del que estabas y al cual te aferrabas tanto.

Está bien si no aparentas ser feliz

Está bien sentir tristeza, está bien sentir miedo y sus derivaciones: tristeza, preocupación, celos. A veces incluso es hasta necesario. Yo soy un gran fan de las películas de Pixar. Entre ellas hay una excelente llamada Intensamente (Inside out), la cual aborda excelentemente este punto, de lo necesario que es sentir miedo o tristeza en muchas ocasiones.

No podemos vivir, o aparentar vivir en un eterna felicidad. Sólo te aconsejo que seas más consciente de esos pequeños momentos felices y los aproveches al máximo. Y cuando te encuentres en un momento de tu vida en el que no estés siendo totalmente feliz, quiero que sepas que está bien, que es perfectamente normal, pero nunca permitas que te derrumbe.

Existe un proverbio que leí muy joven y que siempre me ha gustado dar como consejo y también auto aconsejarme con el para muchos obstáculos que se presentan en mi vida. “Si tu problema tiene solución, ¿por qué te preocupas? Y si no tiene solución, entonces ¿para qué te preocupas?.

«No tengas miedo Bruce»

Batman Begins (2005) Cristopher Nolan

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *